Categorías
Sin categoría

Plata 925. La más usada entre artesanos y joyeros

El trabajo de la plata es proceso complejo que ha llevado bastante tiempo mejorándose y hasta reinterpretándose. Por tal razón, se usan nomenclaturas que nos lleven a saber el material que tenemos frente a nosotros. La Plata 925 está entre los símbolos empleados por los artesanos para definir el nivel de pureza incluido en alguna pieza. Verás, seguidamente, algunos secretos acerca del material en mención y su alcance en piezas que normalmente compramos, ejemplo de ello, anillos de plata.

La plata es material muy maleable, o sea, muy blando. Razón por la cual, los artesanos, para fabricar los objetos de joyería, se han visto en la necesidad de realizar algunas aleaciones con otros materiales. Solo así es factible lograr piezas resistentes y que sean adecuadas para el uso. Es, entonces, casi imposible encontrarnos con alguna pieza 100% de plata o, como se corresponde a su unidad de medida, 1000 milésimas. Lo más usual es que en el mercado alcancemos objetos de plata 950, 925, 900 y 800.

¿Deseas hacer un regalo personalizado? Entonces, debes visitar Joyas de plata, tu Joyería virtual.

Es así como encontramos la famosa Plata 925. Una pieza que está compuesta por 925 milésimas de plata, o igual, un porcentaje de 92,5% de plata pura, y 75 milésimas de cobre, o, dicho en porcentaje, 7,5% de cobre. Este, entonces, será un objeto de Plata de ley 925. Los objetos que son de Plata 925 son considerados de plata de primera ley. Tanto sus características como su calidad son de las mejores que se pueden encontrar en el mercado.

Diferenciar la plata 925

La plata es material fácilmente falsificable. Ante algún inexperto, la cantidad de plata que contenida en un objeto puede ser modificada sin tanto esfuerzo. Es por esta razón que para reconocer con exactitud elemento que queremos identificar, se recomienda seguir ciertos consejos que nos lleven a identificar a si realmente es Plata 925.

Así, primeramente y de manera sencilla, podemos verificar si en la pieza hay alguna marca con ese número. Los joyeros y artesanos que conocen su trabajo y lo realizan de manera correcta marcan con un pequeño punzón su trabajo con el fin de que quede una constancia de que lo que tenemos allí es auténtico y no una simple imitación. A pesar de todo, esto no siempre es fácilmente reconocible.

Un hecho que resulta infalible que nos responde auténticamente si el objeto es de Plata 925 es oler ese objeto. La Plata 925 no tiene olor. Esto quiere decir que, si puedes sentir el olor a cobre u otro metal, en esa pieza, la cantidad de plata será inferior al mencionado 92,5%.

Para que no se genere esta clase de problema ni duda bus compra siempre las joyas en un vendedor que sea de confianza. Esta manera, aunque sea obvia, no es siempre la tomada por tantos compradores y luego, pueden surgir graves problemas. Nada nos da mayor seguridad al adquirir Plata 925 que estar frente a vendedor conocido.

El precio resulta ser un buen indicador de que estamos ante Plata 925. Los chollos realmente no existen y si vemos un precio que parece una ganga, pues, ¡desconfía! La plata 925 no es posible verla por debajo de los 10€.

Finalmente, si vamos a comprar algo de segunda mano, podemos ayudarnos con la pátina para saber si hay autenticidad en el objeto. La Plata 925 es debilitada y se ve oscurecida con el tiempo, deja de brillar. Si la pieza que hay entre tus manos posee estas características, entonces, en existe en ella la cantidad de plata suficiente para ser de primera ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *